Translate

sábado, 6 de enero de 2018

Salamanca: arte, saber y toros

En la prensa local y en algunos de los blogs en los que salmantinos de la diáspora nos mantienen al corriente de sus cuitas es frecuente encontrar quejas sobre la dificultad para encontrar trabajo en la ciudad, algo que hace que muchos tengan (tengamos) que buscarlo en otras partes de España o del mundo. Se nos habla entonces de la Salamanca orgullosa que rechaza a sus hijos. O, desde otro punto de vista, de la Salamanca abandonada que no puede mantenerlos.

Creo que exageran. Creo que a veces todos nosotros exageramos.

Como en los años sesenta, Salamanca sigue siendo "arte, saber y toros" (o, actualizando la expresión, "turismo, universidades y charcutería"). Esta es la trinidad que da vida a Salamanca y, si me apuran, dentro de esta trinidad el vértice más alto lo ocupa el "saber", es decir, "las universidades".

Salamanca es una de las grandes ciudades universitarias de Europa. Como Oxford o Cambridge. Como Lovaina o Bolonia. Como Santiago de Compostela. Y comparte con todas ellas el mismo problema (o, visto de otro modo, la misma riqueza): produce muchos más graduados de los que la economía de la ciudad puede absorber.

Unos pocos números. Si fuera verdad que para satisfacer las necesidades de sus sectores productivos una sociedad moderna desarrollada puede necesitar que el 40% de la población reciba formación universitaria, entonces el conjunto de las universidades salmantinas podría admitir al año unos 1.000 nuevos alumnos, lo que haría que el número de alumnos de grado fuera en torno a los 4.000. En la realidad, la Universidad de Salamanca tenía en 2015 casi 25.000 alumnos de este nivel, a los que habría que añadir los 5.000 de la Ponti. La reducción de tamaño a apenas el 13% del actual se reflejaría en una importante disminución del número de profesores y empleados, así como en la actividad económica que la presencia de las universidades genera.

Claro que hay otra solución. Para absorber el gran número de graduados y postgraduados que Salamanca genera podríamos pensar en que Salamanca creciera continuamente, de manera que todos los egresados que lo desearan pudieran encontrar en ella puestos de trabajo. No sé si sería viable una Salamanca con más de medio millón de habitantes, pero estoy seguro de que no nos gustaría.

Así que esto no tiene remedio. Mientras las universidades sean la "joya de la corona", mientras el saber sea la primera industria local, muchos de los graduados en ellas tendrán que marcharse. Y, con independencia de su lugar de nacimiento, seguro que todos ellos en el momento de marchar se sienten salmantinos. Porque aquello de que "enhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que de la apacibilidad de su vivienda han gustado" viene de lejos y no es cosa de broma. Es precisamente así.

Bien mirado, tampoco es tan malo eso de tener salmantinos repartidos por todo el mundo. Gente que sueña con sus piedras doradas y que no paran de contar maravillas de su paraíso perdido.

1 comentario:

  1. Halo, sou Helena Julio, do Equador, quero falar bem sobre o senhor Benjamin sobre esse assunto. me dá apoio financeiro quando todos os bancos da minha cidade recusaram meu pedido de concessão de um empréstimo de 500.000,00 USD, eu tentei tudo o que pude para obter um empréstimo de meus bancos aqui no Equador, mas todos eles me recusaram porque meu crédito era baixo, mas Com a graça de Deus, conheci o Sr. Benjamin, então decidi tentar solicitar o empréstimo. com a vontade de Deus, eles me concedem um empréstimo de 500.000,00 USD o pedido de empréstimo que meus bancos aqui no Equador me recusaram, foi realmente incrível fazer negócios com eles e meus negócios estão indo bem agora. E-mail / WhatsApp Entre em contato se desejar aplicar um empréstimo a eles. Lfdsloans@outlook.comWhatsApp Contact: + 1-989-394-3740.

    ResponderEliminar